Columnistas

La gran mentira del ministro Dujovne

By On mayo 06,17

Vivimos en un país donde mucho se anuncia y poco se concreta. En esta nota te explico por qué el equipo económico no va a cumplir nada de lo que prometió.

Por más que a muchos colegas heterodoxos esta analogía no les guste, la economía de un país es como la de una casa. Si se gasta más de lo que se ingresa, solo hay dos opciones: o nos comemos los ahorros, o nos endeudamos. Comerse los ahorros es una mala idea. Y endeudarte, si no es para generar ingresos, tampoco luce como la mejor opción.

A la larga, si el gasto no se adecúa nuevamente a los ingresos, la familia atravesará una crisis.

En nuestro país sucede algo similar. En 2016 vimos los efectos de una crisis de origen fiscal como tantas otras del pasado. Lo que preocupa es que el gobierno no tome verdaderas cartas en el asunto.

El Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, declaró hace unos días que las medidas que estaba tomando el gobierno no solo buscaban una consistencia monetaria y fiscal, sino también “política”.

Traduciendo al castellano las palabras de Dujovne, lo que dijo es lo siguiente: “nos preocupa el déficit fiscal, pero no vamos a resolver ese problema si eso implica perder las elecciones.”

Y así estamos entonces, con un exceso de gradualismo, y con las consecuencias negativas a la vista.

Más crisis energética

La primera consecuencia de este gradual y casi inexistente ajuste fiscal es lo que pasa con las tarifas de servicios públicos.

En agua la tarifa cubre el 100% del costo de explotación; en energía eléctrica, el 50%; en gas, el 45%; y en transporte, la más rezagada, el 35%. El problema, sin embargo, es que esos porcentajes no cubren gastos de distribución, por lo que la cobertura de lo que paga el consumidor final es más baja todavía.

No sincerar las tarifas para reducir los subsidios de manera abrupta, entonces, nos condena a seguir teniendo mala calidad de los servicios públicos.

Se complican las metas de inflación

Otra consecuencia de no ajustar rápidamente las tarifas es que los ajustes continuarán haciéndose en los años venideros. Y esto juega en contra de la meta de inflación que se estableció el Banco Central.

En 2018, para llegar a un 12% de objetivo, la inflación promedio mensual debe ubicarse algo por debajo del 1%. Si efectivamente durante el primer cuatrimestre 2018 se llevara a cabo otra fase de sinceramiento tarifario, similar a la del primer cuatrimestre de 2017, difícilmente la inflación se ubique por debajo del 1,4% mensual. Dado ese escenario, con una inflación del 0,8% para el segundo semestre de 2018, ya alcanzará para incumplir la meta de Sturzenegger por algunos puntos.

Tengamos en cuenta que, por el tamaño del atraso tarifario, resulta prácticamente imposible pensar un sinceramiento total para 2018, por lo que una buena parte de la cuenta quedará para 2019.

Para llegar a un 6,5% de inflación en 2019, el promedio mensual debe ubicarse algo por debajo del 0,55%. Ese año, cualquier desvío que empuje al IPC por encima del 1% en algunos meses, implicará que el target del BCRA no se cumplirá.

Mayores intereses y bomba de LEBAC

Dado que hoy el fisco es altamente deficitario y requiere mucho financiamiento, la dilatación del sinceramiento implica mayores intereses, que se traducen en mayor deuda pública y mayor deuda del Banco Central.

No es casualidad que el stock de LEBAC esté creciendo al 60% anual. Se estima el costo de la esterilización vía LEBAC alcanza los ARS 17.500 millones mensuales. O sea, la parte de los intereses que pagamos para dilatar el sinceramiento fiscal vía LEBAC en un año representa 1/4 del stock de base monetaria de hoy (billetes y monedas en poder del público): un DELIRIO.

En concreto: estamos en un equilibrio extremadamente frágil y con el reloj en contra. En este contexto, Dujovne parecería estar tomándose el tema a la ligera.

Contabilidad creativa

Por si esto fuera poco, las metas fiscales que el gobierno se autoimpuso, están dejando de lado cuestiones clave que hacen a las cuentas públicas, incurriendo en una suerte de “contabilidad creativa”.

A pesar de los ingresos extraordinarios del blanqueo, una vez que se consideran los intereses de la deuda y el déficit de todas las provincias, estamos en un desequilibrio de alrededor de 8 puntos del PBI. Esto es, en línea con los períodos más oscuros de nuestra historia como el “Rodrigazo”, la híperinflación de Alfonsín, y la crisis de 2001.

Como se puede apreciar, la pasividad con la que Dujovne reporta sus resultados y objetivos fiscales poco tiene que ver con los riesgos reales que enfrenta la economía argentina.

En un año electoral, además, el gobierno no va a poder resolver la cuestión. O sea que queda fuera de las posibilidades reales un necesario ajuste significativo del empleo público; tampoco habrá recortes significativos en educación o salud, y menos en seguridad social. De hecho, en los últimos días desde ANSES se han hecho anuncios para incrementar el alcance de la AUH, lo cual iría, básicamente, en la dirección contraria.

La situación fiscal es mucho más delicada de lo que la pinta el gobierno, y esto complicará el desempeño de la economía de acá en adelante. Vemos una prolongación de la crisis energética, una complicación a la hora de cumplir las metas de inflación, peligro por la “bomba de LEBAC” que se está gestando y, por último, un casi descartado escenario de crecimiento sostenido para 2017-2019.

Como inversores, es hora de estar con los ojos bien abiertos, atentos a lo que ocurra en el mercado, dado que, en los períodos de mayor volatilidad, es donde se encuentran las mayores posibilidades de obtener ganancias.

2 Comments

  • Reply

    Emmanuel

    8 mayo, 2017

    Osea Juan q si hoy la gente se queja de lo que esta sufriendo por los aumentos no es nada en comparacion con lo realmente deberia estar pagando? Como se hace si hoy los sueldos en algunos casos no alcanzan a cubrir los gastos basicos que tiene un ser humano.

  • Reply

    Susana

    20 mayo, 2017

    Es una gran mentira de este gobierno se están endeudando para q hacen c la plata.
    Las empresas son el circulo rojo y ud las defienden
    Q inversiones han hecho
    Cuando siemprere cobraron lo q correspondía
    Son socios de macri
    Los hoy se están llevando
    Y lis q están hoy en el gobierno es el verdadero estado profundo
    Q con sus políticas nos están fundiendo
    No nos confundan

Deja un comentario